Posteado por: Fabricante de mentiras | 5 diciembre, 2016

El Naufragio – Radio VI

 

qnabqpe

Dama, caballero, una nueva entrega de el naufragio, este mini programa de radio sobre poesía y música. Hoy: viajes. Leemos:
1-Matsuo Bashô – “Salvo el crepúsculo”
2-Constantino Cavafis – “Itaca”
3-Harry Martinson -“El consejo de Li Ti”
4-Charles Baudelaire – “El viaje”
5- Emily Dickinson – “No hay mejor nave…”
6-Charles Baudelaire – “Gitanos en viaje”
7-Constantino Cavafis – “La ciudad”
8-Constantino Cavafis – “Al atardecer”

Déle click al botoncito de play y viaje usted también.


Para descargar puede hacer click acá.

Posteado por: Fabricante de mentiras | 26 septiembre, 2016

El Naufragio – Radio V

05-contra-jaime-y-contra-todos-el-nafugrafio

 

Estimad@: nueva entrega de El naufragio, aún no nos ahogamos, y eso hay que celebrarlo. En esta oportunidad, 4 poemas de 4 autores refiriéndose a sí mismos.

“Yo no tengo una personalidad…”, de Oliverio Girondo; “De lo que soy”, de Raúl Gómez Jattin; “Cuando compre un espejo”, de Idea Vilariño; y “Contra Jaime Gil de Biedma”, de Jaime Gil de Biedma. De manera extraoficial, también nos visitó Alejandra Pizarnik.

 

Escuche tranquil@, cualquier sugerencia, comentario, recomendación, insulto, etc, es bienvenido. ¿Qué otros poemas y canciones por el estilo me puede recomendar? Participe, no sea tímid@.

A su servicio.

Este mentiroso.

Posteado por: Fabricante de mentiras | 6 agosto, 2016

El Naufragio – Radio IV

04-canciones de amor - el nafugrafio

Estimad@: nueva entrega de El naufragio, aún no nos ahogamos. En esta ocasión, dos canciones de amor, una más sincera que otra.

“Canción del amor sincero”, de Raúl Gómez Jattin y “Canción de amor”, de Rainer Maria Rilke.

 

Escuche tranquil@, cualquier sugerencia, comentario, recomendación, insulto, etc, es bienvenido.

A su servicio.

Este mentiroso.

 

Posteado por: Fabricante de mentiras | 21 julio, 2016

Recuerdo de Li Po

mar.jpg

Hace unos días este fabriante tuvo la oportunidad de capturar el anochecer que puede apreciarse en la fotografía. Lo que no puede apreciarse es el resto del paisaje, el viento, la inmensidad, la soledad. Todavía no aprendí a decir sólo con imágenes.

Al volver sobre la foto, viene a mi memoria un poema de Li Po —aka Li Bai— que  puede usted leer a continuación (o no, usted puede hacer lo que quiera, pero vaya si sabe usted qué quiere hacer):

BEBIENDO SOLO A LA LUZ DE LA LUNA

Entre las flores, un tazón de vino
bebo solo, ningún amigo está cerca.
Levanto mi copa, invito a la luna
y a mi sombra, y ahora somos tres.
Mas la luna nada sabe de bebidas
y mi sombra se limita a imitarme,
pero así y todo, luna y sombra serán mi compañía.
La primavera es época propicia para el goce.
Canto y la luna prolonga su presencia,
bailo y mi sombra se enreda.
Mientras me mantengo sobrio, somos alegres juntos,
cuando me embriago, cada uno marcha por su lado
jurando encontrarnos en el Río de Plata de los cielos.

_______________

Y al recordar a Li Po, en seguida se cuela por mi memoria Raúl Gómez Jattin quien dedicó al poeta chino los siguientes versos:

 

Li-Po

Las flores del duraznero han caído a la grama
Tienen algo de caracola o de piel sonrosada
El viejo poeta chino se levantó muy temprano
y triste ha sorprendido el desastre del viento
Anoche se embriagó con unos nuevos amigos
que anduvieron muchos días para conocerlo
Todavía conserva en el bolsillo el poema
escrito con afecto por uno de ellos
en la mano una copa de vino
y bebe emocionado mientras mira las flores
Ha escrito tantos versos como ha podido
y siente a la muerte vigilándole los pasos
Beberá todo el día y al anochecer la luna
lo llamará en silencio a mirarla borracho
a perseguir su brillo entre las hojas húmedas
en el reflejo sobre los montes lejanos
y en el agua del río Amarillo la mirará
más hermosa que en lo alto del cielo
y borracho creerá realizado el milagro
de tocarla y mirarla de cerca y besarla
Y Li-Po va en busca de la luna en el agua
del río Amarillo de donde nunca jamás Li-Po
volverá

______________

Spoiler Alert: Posiblemente use estos textos para una próxima emisión de El Naufragio. En la próxima edición, tro poema de Gómez Jattin.

Salud, por la poesía, la luna, los amigos y el vino.

 

Posteado por: Fabricante de mentiras | 10 junio, 2016

Coincidencias

Son apenas ráfagas del recuerdo que te asaltan la memoria de aquella que se te ofreció con todo su corazón. Acaso provocadas por la llovizna o el día gris, no pudiste deshacerte de esas imágenes, ni de las preguntas que siguieron. ¿Por qué no aceptaste ese corazón?, ¿qué otras señales esperabas?, ¿no supiste ver? Ah, comprendiste tu soledad, la vida te fue perdonada por el vil precio de un corazón marchito, que se contrae en estos lluviosos días grises, y como un déjà vu, su ausencia es el veneno con el que partirás.

Quisiste distraerte y abriste el libro que venías leyendo, y ahí te encuentras con estos versos.

Ya no puedo encontrarte
allí en esa distancia, precisa con su nombre,
donde estabas ausente.
Por venir a buscarme
la abandonaste ya. Saliste de tu ausencia,
y aún no te veo y no sé dónde estás.
En vano, iría en busca tuya allí
adonde tanto fue mi pensamiento
a sorprender tu sueño, o tu risa, o tu juego.
No están ya allí, que tú te los llevaste;
te los llevaste, sí, para traérmelos,
pero andas todavía
entre el aquí, el allí. Tienes mi alma
suspensa toda sobre el gran vacío
sin poderte besar el cuerpo cierto
que va a llegar,
escapada también tu forma ausente
que aún no llegó de la sabida ausencia
donde nos reuníamos, soñando.
Tu sola vida es un querer llegar.
En tu tránsito vives,
en venir hacia mí,
no en el mar, ni en la tierra, ni en el aire,
que atraviesas ansiosa con tu cuerpo
como si viajaras.
Y yo, perdido, ciego,
no sé con qué alcanzarte, en donde estés,
si con abrir la puerta nada más,
o si con gritos; o si sólo
me sentirás, te llegará mi ansia,
en la absoluta espera inmóvil
del amor, inminencia, gozo, pánico,
sin otras alas que silencios, alas.

 

Pedro Salinas pareciera haber escrito a la misma mujer que escribió Gustavo Adolfo Bécquer en sus Rimas, medio siglo atrás.

 

RIMA XI
Yo soy ardiente, yo soy morena,
yo soyel símbolo de la pasión;
de ansia de goces mi alma está llena;
¿a mí me buscas?
                                    —No es a ti; no
Mi frente es pálida; mis trenzas de oro
puedo brindarte dichas sin fin;
yo de ternura guardo un tesoro;
¿a mí me llamas?
                                  —No; no es a ti.
Yo soy un sueño, un imposible,
vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible;
no puedo amarte.
                              ¡Oh, ven; ven tú!
Posteado por: Fabricante de mentiras | 26 mayo, 2016

Viejo y querido Raymond

raymond-carver
Raymond Carver, pictured in Syracuse, New York, in 1984. Image by Bob Adelman/Corbis

Fue muy curioso haberme encontrado con esta nota escrita por James Carver recordando a su hermano Raymond.

Ayer, 25 de mayo, fue el cumpleaños de Raymond Carver, y yo sin saberlo estuve pensando casi todo el día en él, leyéndolo, y sobre todo retumbaba en mí un verso de un poema dedicado a su hermano (ya ve, circular es la cosa). El artículo escrito por James cuenta la relación entre ambos hermanos, desmiente algunas consideraciones sobre los padres que los biógrafos de Raymond han publicado, expresa cuánto admira al escritor y cuánto extraña a su hermano.

Compartida someramente la nota, transcribo a continuación el poema (en castellano y en inglés). La versión en castellano pertenece a Sebastián Bruzzese (de una antología que tengo de Raymond Carver, bilingüe, editado por El Faro, Uruguay, 2008).

 

“Los viejos tiempos”

Te habías entredormido frente al televisor
pero aún no te habías ido a la cama
cuando llamaste. Yo estaba dormido
o cerca, cuando el teléfono sonó.
Querías decirme que habías hecho
una fiesta. Y me habían extrañado.
Fue como en los viejos tiempos, dijiste,
y te reíste.
La cena fue un desastre.
Todos estaban totalmente borrachos cuando
la comida llegó a la mesa. La gente
la estaba pasando bien, muy
bien, increíblemente bien, hasta
que alguien se llevó a la
novia de alguien
escaleras arriba. Entonces
alguien sacó un cuchillo.

Pero te pusiste frente a él
cuando estaba por subir
y lo calmaste.
El desastre se evitó  por muy poco
dijiste, y te reíste de nuevo.
No te acordabas mucho más
de lo que pasó después.

La gente se metió dentro de sus abrigos
y comenzó a irse. Vos
debiste haberte dormido unos pocos minutos
frente a la tele
porque te pedía a los gritos un trago al despertaste.
De todos modos estás en Pittsburg
y yo en este
pequeño pueblo al otro lado
del país. Casi todos
han desaparecido de nuestras vidas.
Querías llamarme y saludar.
Decirme que estabas pensando
en mí y en los viejos tiempos.
Decirme que me estabas extrañando.

Entonces recordé
esos viejos tiempos y cómo
saltaban los teléfonos al sonar.
Y la gente que venía
a la madrugada
a golpear la puerta
sin importar que nos asustáramos dentro.

Recuerdo eso, y las cenas tensas*.
Cuchillos cerca, esperando
problemas. Irme a la cama
deseando nunca despertar.

Te quiero Hermano, dijiste.
y un sollozo pasó
entre nosotros. Agarré
el teléfono como si
fuera el brazo de un amigo
y quise que pudiéramos
abrazarnos
viejo amigo.
Yo también te quiero, Hermano.
Dije eso y luego colgamos.

*gravy diners: es tanto cenas tensas, como cenas con comidas cocinadas en salsa (N. del traductor)

Versión original del texto:

The Old Days

You’d dozed in front of the TV
but you hadn’t been to bed yet
when you called. I was asleep,
or nearly, when the phone rang.
You wanted to tell me you’d thrown
a party. And I was missed.
It was like the old days, you
said, and laughed.
Dinner was a disaster.
Everybody dead drunk by the time
food hit the table. People
were having a good time, a great
time, a hell of a time, until
somebody took somebody
else’s fiancée upstairs. Then
somebody pulled a knife.

But you got in front of the guy
as he was going upstairs
and talked him down.
Disaster narrowly averted,
you said, and laughed again.

You didn’t remember much else
of what happened after that.
People got into their coats
and began to leave. You
must have dropped off for a few
minutes in front of the TV
because it was screaming at you
to get it a drink when you woke up.
Anyway, you’re in Pittsburgh,
and I’m in here in this
little town on the other side
of the country. Most everyone
has cleared out of our lives now.
You wanted to call me up and say hello.
To say you were thinking
about me, and of the old days.
To say you were missing me.

It was then I remembered

back to those days and how
telephones used to jump when they rang.
And the people who would come
in those early-morning hours
to pound on the door in alarm.
Never mind the alarm felt inside.

I remembered that, and gravy dinners.

Knives lying around, waiting
for trouble. Going to bed
and hoping I wouldn’t wake up.

I love you, Bro, you said.
And then a sob passed
between us. I took hold
of the receiver as if
it were my buddy’s arm.
And I wished for us both
I could put my arms
around you, old friend.
I love you too, Bro.
I said that, and then we hung up.

Raymond Carver

Posteado por: Fabricante de mentiras | 15 marzo, 2016

El naufragio – Radio III

el nafugrafio

 

Como usted no lo pidió, aquí la tercera entrega de El Naufragio, para compartir un tremendo poema de Neruda y un maravilloso verso de García Lorca, traíde de la mano por Julio Cortázar.

Puede pulsar este enlace para descargarlo.

Espero sea de su agrado, cualquier sugerencia, crítica, recomendación de textos y de música es bienvenida.

A su servicio, este mentiroso.

Posteado por: Fabricante de mentiras | 1 marzo, 2016

El naufragio – Radio II

Estimad@: nueva entrega de El náufrago, o El naufragio, de todos modos ya estoy perdido. En esta ocasión, dos poemas bien humanos.

“Un encanto”, de Wislawa Szymborska, y “Ni ángel ni rebelde”, de Joaquín Giannuzzi. Como siempre, la música la elegí por puro capricho.

 

Para su descarga, pinche aquí.

Escuche, cualquier sugerencia es bienvenida. Gracias por tanto, perdón por tan poco.

A su servicio, un mentiroso.

Posteado por: Fabricante de mentiras | 2 diciembre, 2015

El naufragio – Radio

Hola, querid@ lector/a – oyente. Inauguro hoy, 2 de diciembre de 2015, este espacio para compartir la pasión por la poesía, la música y, por lo tanto, la radio. En este sencillo pero no por eso menos emotivo acto, hago entrega a sus oídos de este producto radiofónico que llamé El naufragio (homenaje a mi primer acercamiento al micrófono).

1era emisión: Epitafios

 

4 Epitafios:
1-Juan Gelman
2-Wislawa Szymborska
3-Nicanor Parra
4-Idea Vilariño

Música: Viene la muerte echando rasero – Lila Downs

Volveré sobre el tema muerte, así como sobre los autores. Espero disfrute, sea feliz y coma perdiz.

Posteado por: Fabricante de mentiras | 22 octubre, 2015

Lectura mentirosa

Lectura Taller Poesía

“LECTURA” por WISLAWA SZYMBORSKA

No ser un púgil, Musa, es como no ser nada.
Nos negaste un auditorio enardecido.
Hay doce personas en la sala,
es hora de empezar.
La mitad vino porque llueve,
Los demás son parientes. Musa.

Las mujeres podrían desmayarse en esta tarde de otoño,
y lo harán, pero sólo frente al ring.
Escenas dantescas sólo allí.
Y el éxtasis. Musa.

No ser un boxeador, ser un poeta,
con una condena a poemas forzados,
y a falta de músculos mostrarle al mundo
-en el mejor de los casos- una lectura escolar en el futuro.
Oh Musa. Oh Pegaso,
ángel equino.

En la primera fila un viejecito sueña dulcemente
que su difunta esposa ha vuelto de la tumba
para hornearle una tarta de ciruelas.
Con fuego, pero no muy alto, porque se quema la tarta,
comenzamos la lectura, Musa.

De “Llamando al Yeti” 1957

Todos invitad@s. Dicen que habrá vino. Hoy 22/10/2015, 19h, Riobamba 985. Salud!

Older Posts »

Categorías