Posteado por: Fabricante de mentiras | 8 mayo, 2010

Introspectivo

Los textos introspectivos son los que no me gustan, pero como no puedo censurar lo que me sale, aquí va uno. Resultó de un trabajito práctico que nos dieron en la materia Taller de Expresión I, estábamos leyendo a Alfonsina Storni y a Roberto Arlt, y tienen varios textos más o menos introspectivos. Aquí el mío, fechado el día 31/08/2009. Espero les guste, salud. Hasta la próxima.

Reflexiones para mí y para una loquita linda

¡Ay!, loquita. Yo te escribo porque vos me entendés, porque cuando estoy con vos me siento más yo, y así es más fácil. Te escribo a vos porque no le escribo a la comunidad, no soy Arlt ni Cortázar ni Fontanarrosa. Te escribo a vos porque, si bien dudo que te lo haga leer, me siento más cómodo. Aunque no me des cabida —pero eso ya es harina de otro costal—, incluso así prefiero escribirte a vos, porque algunas veces hablamos de estas pavaditas.

¿Qué pavaditas? Eso de ser sincero con uno mismo. A ver si me explico: cuando era un purrete quería ser jugador de fútbol, después me entró Mafalda y quería ser dibujante de historietas, después, no sé cómo, ajedrecista, ahora músico; me refiero siempre a anhelos extra académicos: filosofía, letras o antropología también me gustan, pero voy más allá. ¿Y vos qué querías?, ¿y qué hicimos para alcanzarlo? Está bien, yo en Comunicación, vos en “Antropo”, no son carreras impuestas, pero siempre hay algo más. Aquí ya hay una primera y fundamental traición (perdón, suena tremendo, pero es a falta de mejor expresión) con el niño que llevamos dentro, y no sé por qué solemos pasarlo por alto, creemos que estamos tan bien así.

Te lo ejemplifico con canciones, ya ves, el arte ya se ocupó de estos asuntos: Lennon: “la vida es lo que pasa mientras estás ocupado haciendo planes”; The Beatles: “la vida es fácil con los ojos cerrados, desentendiendo todo lo que ves”; The Rolling Stones: “pierde tus sueños y perderás tu cabeza”; Calamaro, una frase bien gráfica: “la vida es una cárcel con las puertas abiertas…”; bueno, infinidad de ejemplos: “Algún lugar encontraré”, “Natalio Ruiz”, “El fantasma de Canterville”, “Yo no quiero volverme tan loco”, “Inconsciente colectivo”, “La colina del terciopelo”, “Sin hilo”, “Balada para un hombre buscado”, “lo mejor de nuestra piel es que no nos deja huir…” reza una canción de Los Redondos, lo mismo que aquélla que dice “vivir sólo cuesta vida…”. Pero lo mejor, lo mejor son los capítulos 3 y 84 de Rayuela, por eso te lo regalé, loquita, te parte la cabeza, vas a ver que el mundo vive equivocado, bueno, eso ya lo sabés, por eso te canto “El tuerto y los ciegos”.

Yo me pregunto: ¿de dónde salió la idea de ir a la escuela, luego a la universidad, luego una familia y ser un asalariado más sin pena ni gloria?, peor aún, ¿de dónde salió la idea de ponerse a trabajar luego del secundario? Okey, escuela técnica y salesiana en una ciudad industrial y conservadora, cuadro perfecto, pero el mundo está más allá de Comodoro Rivadavia. ¿Y acá? Acá el mundo también está más allá de la facultad. Acá es la alienación en su máxima expresión, en Comodoro la disimulo porque están la familia y los amigos, y ahí no hay cuestionamiento que valga, pero acá al mundo nada le importa, yira, yira. Por eso es importante mirar a Baires del nido de un gorrión, pero en dónde. Por ejemplo, en la editorial independiente Eloísa Cartonera, qué libros hermosos hacen los loquitos esos, los pintan a mano, el intelectual, el cartonero y también el escritor, trabajando a la par, ¿sabés qué gratificante es eso? Me tenés que acompañar, ir y ayudar, participar en ese proyecto, porque ya estoy hasta la pasta de escuchar discursos vacíos, tanto en Puán, como acá en Sociales.

Otros lugares donde escaparse: la literatura y la música. ¡Qué libre que es!, por eso, si no es en el 2010, en el 2011 ingreso al conservatorio. Sí, hay que incursionar los intereses de uno, hacer lo que el corazoncito te dicte. Con el ajedrez ya lo hice, ahora bien, conforme el mundo siga así como está, no es fácil ser ajedrecista, demanda mucho, muchísimo tiempo, y el tiempo es oro. Con la música debe pasar algo parecido, pero tengo que comprobarlo yo mismo. Después te escribo un tango y una zamba, ya vas a ver. Después, teatro, Capusotto empezó a los 25 años, así que tengo tiempo. Y viajar, viajar todo el tiempo, que se vuelva un vicio, eso también me lo debo. Y otro montón de cosas más que se asomarán o que nunca veré, yo, el juntador de hojas secas.

También está la otra parte: ¿qué me dicen de esa casa sola que se ve desde un avión? Quizá en la soledad no haya dolor de pensar en nada. Pero eso tampoco me cierra, no puedo ser un bohemio radical, se contradice con mi pequebú, es decir, también quiero la casa grande, la muchacha y la guitarra, el perro, el patio y el lago a dos pasos; a mí, de chico, nunca me faltó nada, y quisiera darle a mi hijo (el día de mañana, aclaro) todo lo que tuve y más también, ¿me explico? No puedo ser un hippie que viva de la tierra, aunque me encantaría hacerlo, tal vez en alguna otra vida. Qué feliz debe ser un perro, ¿no?, no se anda preguntando estas cuestiones. Acordáte que tampoco quiero hacerte pensar porque pensar tanto no es bueno, eso me lo dijo un viejo que de tristeza se fue al cielo.

En fin, ¿en qué quedamos? Yo sigo en la facultad, vos también, que no es malo, pensá que hay gente que no tiene opciones. Vos, a lo mejor, te vas a España, entonces: ¿qué será de mí? Si no me llamas, como las flores al sol, te iré olvidando todos los días un poco. Algún día retomaré el ajedrez, algún día escribiré un libro, algún día haré música, algún día tendré mi programa de radio, etc., etc., ¿algún día te tendré en mi lecho? Quizás porque no soy nada de eso… Igual no me creas nada, ¿no te das cuenta que es un trabajo para la facultad, que estas palabras no salen del aula? Por eso no me creas nada, son sólo palabras cobardes ante la acción real por la que me intento jugar.

Anuncios

Responses

  1. Uy… odio decir esto, porque siempre es lo mismo, entonces, no odio decir esto, sino que siempre sea lo mismo. Pero UYYYY: me encantó.

    Me gusta


Insulte tranquilo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: