Posteado por: Fabricante de mentiras | 5 julio, 2015

La oscuridad de tu luz II (un cuadro de José Alberto Marchi)

                                                                         lucesDice Tamym Maulén
lo que sabemos todos:
el niño es el padre del hombre.

Lo sabe la señora
que recibe la generosa
iluminación de la niña.

La pequeña sólo abre su luz
Con esta boca,
en este mundo
y desnuda el rostro
de la anciana
ya inclinada
ya vencida
por la oscuridad
con que
construyó su vida.

En un rapto de lucidez
se lamenta de sí misma
qué mal negocio
trocar vida por oscuridad
y en su caída
se aferra
a las cortinas
de la esperanza
(lo último que se pierde).
Ay! demasiado tarde.

La niña
entonces
se retira con su luz
de la escena que no se preocupó por entender
y abre su puerta
para ir a jugar.

Anuncios

Responses

  1. ay juani!! me encantó!!! 😉

    Me gusta


Insulte tranquilo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: